Archivos de la categoría Opinión

8 curiosidades que quizás no sabías sobre la magia

Aunque en Internet hay mucho publicado y, por desgracia, magos han desvelado muchos secretos públicamente, se considera actualmente un arte muy misterioso. Y es verdad, los secretos más escondidos solo los conocen unos pocos magos. Es más, estando dentro de sociedades durante muchos años, te puedo asegurar que la magia existe. He visto cosas que no tienen explicación y he conocido a personas con poderes reales. He aquí algunas curiosidades.

1. La magia es un arte de más de 4.000 años

Se han encontrado dibujos en la paredes de una cámara mortuoria, en la ciudad de Beni Hassan representando a un mago haciendo el clásico juego de magia con cubiletes. Existían juglares y malabaristas.

Mago egipcio

Un poco de historia de la magia: Historia de la magia

2. El mago más antiguo reconocido era egipcio y se llamaba Dedi

Según unos papiros encontrados (Papiro Westcar) en Egipto existía un mago llamado Dedi. Hasta el mismísimo faraón le temía. Era capaz de cortar el cuello a un ganso y luego volverlo a recomponer y volver a la vida (añado que es otro juego antiguo de magia real que otros muchos magos lo han llevado a cabo)

3. Houdini tiene una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood

Erich Weiss fue el mago más famoso de la historia, conocido como Harry Houdini, era húngaro y además de ser uno de los más grandes ilusionistas de la historia de la magia, fue productor y actor de cine. Tiene su propia estrella en el Paseo de la Fama, en Hollywood.

4. San Juan Bosco era mago y es el patrón de los ilusionistas

Cada 31 de enero se celebra el día de los magos, día de San Juan Bosco, patrón de los ilusionistas. Sacerdote, malabarista y mago, consiguió atraer la atención de los jóvenes que malvivían en la calle y les dio estudios y empleo. Fue el precursor de la FP.

5. Existe una federación internacional de magos, llamada FISM

La Federación Internacional de Sociedades Mágicas se fundó en 1948 y representa a más de 50.000 magos de todos los continentes.

El objetivo del FISM es la creación de una voz única para el mundo de la magia, y ayudar a desarrollar, elevar y promover el arte de la Magia. Coordina actividades de las sociedades miembros y anima la comunicación entre ellas, así como el intercambio de servicios. Tiene una identidad corporativa y un equipo profesional de Márketing, e intenta preservar la propiedad intelectual luchando contra las copias y la difusión inapropiada de invenciones mágicas o rutinas.

6. En España hay más de 40 asociaciones de magos registradas

Existe una federación española de sociedades mágicas: La Secretaría Permanente de Congresos Mágicos de España. En ella hay más de 40 asociaciones registradas. Pero no solo eso: existen muchas más asociaciones y grupos no oficiales en todas las provincias. Es decir: que es muy probable que cerca de donde vives existen reuniones de magos.

7. El gran premio internacional lo ha ganado un español, Hector Mancha

Hector Mancha es un mago canario y hacía 30 años que ningún español ganaba este premio. Fue en 1985 cuando padre e hija (Javier Antón y Ana) ganaron este galardón. Yo tuve la suerte de ver el número de Héctor en Guadalajara, antes de irse a Rimini. Le salen billetes de la nada. Digno de ver en directo.

8. Las palomas de los magos son, en realidad, tórtolas

Por mucho que llamemos a las tórtolas “palomas blancas” no hay que confundirlas con las que vemos por las ciudades.  Son de la misma famila, eso sí. Estas son las diferencias:

  1. El tamaño. Si pusiéramos al lado una tórtola y una paloma, esta última seguramente resultaría el doble de corpulenta.
  2. Sobre el pico la paloma tiene una especie de “moco”, ausente en las tórtolas. Además, el pico de las palomas es, en proporción, más cónico, corto y recto.
  3. Rasgos más robustos: las palomas apenas tienen cuello, las patas son más gruesas, y su forma general es más pesada.
  4. Las palomas carecen del característico collar delgadito que todas las tórtolas tienen, incluso las blancas (aunque en estas resulta poco visible).

Fuente: http://tortolas.blogspot.com.es/2011/11/esto-no-es-una-tortola.html

 

La vuelta al cole

Niña con mochila
Ya no queda nada para el cole. Por mi parte empezaré septiembre con las pilas cargadas: nuevas actuaciones y cursos que os iré anunciando. Te dejo una serie de consejos para padres:

¿Qué es un mago infantil?

Mago infantilMe gustaría escribir sobre la magia infantil, ya que muchas personas no saben exactamente lo que es.

No somos clowns.

Un payaso (del italiano pagliaccio), es un personaje estereotípico representado comúnmente con vestimentas extravagantes, maquillaje excesivo y pelucas llamativas. Generalmente se le asocia con un artista de circo, cuya función es hacer reír a la gente, gastar bromas, hacer piruetas y en ocasiones trucos divertidos, pero también es un actor satírico que se burla de la cotidianidad.

No somos animadores infantiles.

Un animador infantil realiza diversas actividades para el entretenimiento de los más pequeños: pinta caras, canta canciones, enseña coreografías musicales, juegos, etc.

Nuestra magia es para un público infantil.

Hacemos magia para los niños. La gran complicación de la magia infantil es mantener sentado al público durante 45 minutos / 1 hora.

  • Hacemos un show de magia para ellos. No se trata de hacer tiempo, si no de ofrecer un espectáculo lo más parecido a como si lo hiciéramos en un escenario. Hay una cierta distancia, están distribuidos frente al mago. Debe haber silencio y ausencia de distracciones.
  • Mantenemos su atención constantemente. No hay pausas, tratamos de que participen, o se rían, o que corrijan al mago, que quieran ayudar, o decir las palabras mágicas.
  • Hacemos efectos simples (que no sencillos) No hacemos cosas complicadas de seguir.
  • Es un público muy exigente. Si no les gusta o les aburre, directamente se irán o lo dirán.
  • Cada edad es diferente. No es lo mismo hacer magia para 6 años que para 9.

No es una magia fácil.

A veces los adultos piensan que nuestra magia es fácil, ya que muchas veces hacemos uso de aparatos automáticos. Pero la gran dificultad está en el público. Cada espectáculo es diferente, ya que cada niño es un mundo. Dicen lo primero que se les pasa por la cabeza, se dan cuenta de detalles que un adulto pasaría por alto… Es por eso que muchos magos huyen de hacer magia los pequeños.

Aunque también hacemos uso de herramientas de los payasos, o los animadores infantiles, o hagamos algún giño a los adultos.

Una cosa está clara: cuanto más disfrute el mago, su magia tendrá más calidad.

No sé cómo lo hace

Niño asombradoUna pequeña reflexión a los padres que ven magia con los niños (sea por televisión, teatro o en vivo). Cuando vemos algún efecto mágico con nuestros hijos, nos entra el gusanillo de contarles cómo se hace (o cómo creemos que se hace) y ellos nos miran con orgullo que tienen una madre / un padre que lo sabe todo. Mi padre lo hacía con nosotros, pero me he dado cuenta que si a la niña / al niño le decimos un

No tengo ni idea de cómo lo ha hecho

Recuperaremos esa inocencia que de mayores no tendrán. Así que disfruta del momento y si te convences que realmente el mago ha hecho magia de verdad, tendrás un doble premio. Pruébalo. No les estás engañando, disfrutaréis más del espectáculo.

Nuevo curso

Material escolarYa ha empezado el curso. Los compañeros de colegio han cambiado, algunos tienen una cara ¡diferente! Qué gusto estrenar material nuevo y para otros… tienen que heredar la ropa y material de su hermano / a mayor ¡es un fastidio! A mí me pasaba lo mismo, heredaba todo de mi hermano mayor. Pero siempre había algo nuevo (o alguien nuevo) y eso me encantaba. Por ejemplo, el orgullo de ser más mayor.

En mi caso, como mago, septiembre es como empezar el año. Nuevas ilusiones, nuevos juegos de magia, nuevos proyectos. Siempre algo nuevo, como en el colegio.

¿Libro de magia? Si tienes un papá mago…

Si tienes un papá mago...
Si tienes un papá mago…

Iván, el hijo de un amigo, le regaló a mi hijo V.J. el libro “Si tienes un papá mago…” de Gabriela Keselman, con una preciosa dedicatoria. Es un libro muy bien ilustrado e ideal para las primeras lecturas de un niño. Es cortito, se lee bien y… tiene moraleja para padres.

Vivimos en una sociedad donde sobreprotegemos a los niños. Los padres damos lecciones de cómo educar a los niños, pero les llenamos de caprichos. Demasiada preocupación por la salud, alimentación, deportes, estudios… Y lo que realmente importa es que sean felices. No es fácil, porque si nosotros mismos no sabemos lo que es la felicidad ¿cómo se lo vamos a inculcar a nuestros hijos?

Ahí queda la reflexión.

Sobre las compras mágicas en Internet

Tienda de magiaUn consejo a los magos que quieran hacer sus compras por Internet en tiendas chinas: no compréis. Hacedlo en tiendas españolas. Por experiencia propia y de otros amigos magos, os puedo decir que las compras en China son una lotería (a veces los productos son erróneos, defectuosos o de muy mala calidad) y la devolución puede ser un “infierno” Comprando en tiendas en la ciudad, o los que no tienen oportunidad, en tiendas españolas en Internet. Será rápido, de muy buena calidad, honrado (estamos pagando al mago inventor) y siempre que tengamos algún problema lo podremos resolver en breve y sin problemas.

Sobre las tarifas de un mago

Pagando a un magoPor lo general, unos padres no suelen contratar a un mago para el cumpleaños de su hijo, y cuando se lo plantean, buscan por Internet, y se encuentran con los precios que no bajan de los 100 euros por una hora, o tres cuartos de hora.

Hablemos claro sobre los precios. Una tarifa “estándar” de un mago profesional no baja de los 200 euros. Pueden pedir 250 euros y ajustarse a no menos de 200. Si hablamos de primeras comuniones los precios se elevan 100 euros más. Es decir, la tarifa “estándar” sube a 350 y no bajan de 300. Estamos hablando de precios en Madrid. En secreto: mis precios son más económicos (luego lo explico)

¿Realmente lo vale? Hay muchos magos que realmente lo valen. Otros… no. Distinguir de un mago “bueno” de otro “malo” es hablar, al fin y al cabo, de gustos. Pero hay una serie de puntos que pueden ayudar:

  1. El boca a boca. No te fíes de Internet, ni de las fotos ni de los vídeos. Un mago bueno es el que gusta (no hay más) y si conoces a alguien que lo haya visto: es un gran punto.
  2. El material que usa. Pregunta al mago sobre los juegos que va a hacer. El material de un mago profesional es muy caro. Repito: muy caro. Y se deteriora con el tiempo. Si usa animales: la manutención, el tiempo dedicado, etc. es oro.
  3. Magia acorde al público. No es lo mismo un público adulto que uno infantil. Y no lo digo por las palabras o los temas (chistes de mal gusto, por cierto) que puedan sacar. La psicología en cada edad es diferente. Hay magia para 4-5-6 años, 7-8-9 años, etc. Si al mago le gustan los niños, os aseguro que disfrutará haciendo magia y hará magia de calidad. Si no le gustan los niños… el mago sufre y los juegos estarán peor ejecutados.
  4. Experiencia. Un mago con experiencia saldrá airoso de los imprevistos. Los magos “viejos” tienen fallos, pero son imperceptibles al público. Un mago con años de experiencia es una garantía.

Por otro lado, un mago es un artista del entretenimiento, y como artista tiene un caché. Jorge Blass no creo que actúe en cumpleaños, pero si lo hiciera, la hora la cobraría como oro, ¿no crees? ¿cuánto pagarías por tener una representación privada de él en tu casa? Lo mismo puede ocurrir con otros artistas que no son ilusionistas (actores, presentadores, cantantes, deportistas, etc)

Otro ejemplo: ¿cuánto vale una caricatura en el Retiro en Madrid? Supongamos que 20 euros. ¿Cuánto pagarías por una caricatura de Forges, Ricardo o Gallego & Rey? No es lo mismo una acuarela que haga yo que si la hace un artista renombrado (aunque estéticamente la mía sea mejor que la otra)

Para finalizar. Hay que tener en cuenta, como dije, el material usado, las horas de preparación que conlleva una actuación, la gasolina que no se cobra, el tiempo que el mago con familia deja de estar con ella. Las comuniones en mayo son más caras porque son actuaciones mejor preparadas, de más calidad, ayudantes… y porque el resto del año no hay tantas como ese mes. Es la temporada alta. Y también: un mago bueno no deja de formarse, paga congresos, libros, vídeos, conferencias (eso es mucho tiempo y dinero)

En mi caso, mis tarifas son más económicas porque así lo he decidido. Soy padre de familia y tengo en cuenta esta época de crisis que estamos viviendo. Ya me llevo riñas por parte de amigos magos. No creo que las suba… y porque disfruto tanto haciendo magia para niños.